Innovador dispositivo revive corazones muertos para ser trasplantados

Innovador dispositivo revive corazones muertos para ser trasplantados

Anualmente se llevan a cabo alrededor de 4 000 cirugías de trasplante de corazón. Un innovador dispositivo podría aumentar la cantidad de corazones donados hasta en 30%. Algunos investigadores han desarrollado un aparato, en inglés “heart in a box” (“corazón en una caja” en la traducción literal), que puede revivir un corazón muerto, incluso después de que dejó de latir dentro de su cuerpo original.
Pese a tratarse de una alentadora noticia para quienes necesitan de un trasplante de corazón, la nueva tecnología también ha levantado severos cuestionamientos éticos respecto a cómo se puede declarar la muerte de alguien si hay una forma de reiniciar su actividad cardiaca en el cuerpo de otra persona.

Si necesitas de un trasplante cardiaco, hoy en día tienes que esperar a que la familia de un paciente en estado vegetativo firme el consentimiento para ceder el corazón de su ser querido debido a que los trasplantes de una persona que ya ha fallecido son considerados de riesgo.

Los corazones de pacientes en estado vegetal, por otro lado, pueden ser enfriados dentro del cuerpo cuando la persona aún está viva, detenidos suavemente, extraídos y transportados en un contenedor a una temperatura promedio de 4º C.

Dicho enfriamiento significa que la actividad metabólica del corazón se reduce en casi 90%. Ello da a los doctores tiempo suficiente para colocarlo dentro de alguien más y hacer que vuelva a latir antes de que se quede sin oxígeno.

El nuevo dispositivo, desarrollado por la compañía Transmedics, funciona manteniendo el corazón extraído caliente, no frío. Después el corazón es transferido a una cámara estéril en un carrito ajustado, dentro del cual tubos son sujetados al órgano para suministrarle de oxígeno, sangre y nutrientes de modo constante. Hasta la fecha, no había sido posible mantener un órgano vivo fuera del cuerpo humano.