EDITORIAL

En esta temporada decimos que hacemos el mayor esfuerzo del año porque es el momento de cerrar el último bimestre escolar.  Los uniformes, los libros y todo lo que se utilizó en un comienzo ya está desgastado y en algunas ocasiones se ha tenido que reponer, así también el ímpetu se va agotando en cualquiera de los roles que nos toque jugar; como maestros, directivos, papás o colaboradores de algún área.  Por momentos sentimos que no tenemos la misma paciencia o dedicación y experimentamos agobio o cansancio.

Sin embargo, todas las mañanas de este año escolar hemos trabajado juntos por un objetivo que está a punto de llegar a su fin, hoy queremos invitarlos a renovarnos juntos desde el interior para dar el último aire, el mejor esfuerzo, tal como lo hacen los atletas justo al final de la carrera, y el valor indicado para impulsarnos en esta tarea es el de “la alegría” ya que es el motor que nos hará disfrutar este camino y soltar el último suspiro con una sincera sonrisa.

Disfruten de nuestra publicación dedicada a la alegría, y llenen sus casas y corazones de esta preciada forma de paz interior.

Leave a Reply