Búhos, NASA, una vida larga y la tecnología

Búhos, NASA, una vida larga y la tecnología

Revelan enigma médico

Captura de pantalla 2013-02-28 a las 13.32.21

Síntesis: Mario Flores | 3ºB Secundaria

Investigadores estadounidenses revelaron el enigma de cómo los búhos pueden girar casi completamente la cabeza, hasta 270 grados, sin dañar los delicados vasos sanguíneos y sin obstaculizar el suministro de sangre a su cerebro.

Según algunos estudios, los vasos sanguíneos en la base de la cabeza de los búhos tienen la capacidad de ampliarse convirtiéndose en una especie de embalses. Estos embalses permitirían entonces a los búhos acumular sangre para obtener la energía suficiente para irrigar su cerebro y sus ojos mientras giran la cabeza.

NASA tiene la cura para la “fobia a preguntar”

camillaSíntesis: Edgar Strafon | 3ºD Secundaria

Los científicos encargados del programa de difusión de la NASA, visitaron algunas aulas de Estados Unidos con un “ave de goma”  llamada Camila. Ello contribuyó a que los niños no tuvieran miedo de preguntar porque tal vez su pregunta fuera “tonta”.

Concluyeron, que nadie tiene miedo de hablar con ella y seguirá visitando escuelas informando sobre lo que sucede en el espacio ya que además la envían al espacio, con sensores y cámaras para captar radiaciones solares y otros eventos espaciales.

Dinero para investigaciones dirigidas a alargar la vida

zuck brin

Síntesis: Martín Gutiérrez | 3ºA Secundaria

Los famosos Zuckerberg y Brin, fundadores de los rivales en internet Google y Facebook, unirán sus fuerzas para apoyar grandes premios que recompensen las investigaciones destinadas a alargar la vida humana.

Empezarán donando 3 millones de dólares con los cuales se pretende, que se resalte el valor de las mentes brillantes de la medicina y que ayude a mejorar la innovación médica.

Enfermedades causadas por la tecnología

Captura de pantalla 2013-02-28 a las 13.26.46

Síntesis: Jimena Farrés | 3ºC Secundaria

Entre otras, se han incrementado las tendinitis, por el uso del teclado que implica un movimiento constante y repetitivo que puede producir inflamación o irritación de los tendones.

Para evitarlo, se recomienda aproximadamente cada 40 minutos realizar ejercicios de estiramiento en brazos, muñecas y dedos, también  trabajar con los antebrazos apoyados sobre el posabrazos de la silla, para no tensionar las muñecas.